Los coches de alta gama tienen que cumplir con los requisitos de confort y seguridad más elevados puesto que sus clientes lo demandan y pagan.Carcasa de cojinete de rodillos Sin embargo existe un problema: el peso de los coches. Todos los fabricantes están trabajando de una forma durísima en ofrecer coches más ligeros con más equipamiento, potencia y dispositivos tecnológicos.Para poder ofrecer buenos sistemas de insonorización que mejoren el confort o unos asientos con interminables opciones de masaje es necesario añadir peso al coche y cada kilogramo extra aumenta las emisiones de CO2. Un problema si el fabricante quiere cumplir la normativa sin mentir.

Piensa en una cosa, hace muy pocos años los coches no equipaban ni una pequeña parte de lo que son capaces de añadir ahora en el catálogo y además lo hacen conteniendo bastante el peso, pero es necesario seguir avanzando con nuevos materiales resistentes y muy ligeros.Para ello cualquier elemento que pueda reducir su peso de los coches es fundamental para los diseñadores y desarrolladores del coche. ConteTech, una división de Continental que pudimos conocer en primera persona hace pocos años, ha creado un nuevo adaptador de transmisión para automóviles un 55% más ligero que uno convencional realizado en aluminio.

Lo importante no es la creación de esta pieza sino que el uso de este material podría reducir a la mitad el peso de muchas piezas de los coches y según los responsables no se compromete la seguridad ni la durabilidad o calidad puesto que está pensado para emplearse en las gamas de alto lujo de los fabricantes. Esta pieza está preparado para soportar de forma constante y fiable grandes cargas fruto de su trabajo a la hora de unir la transmisión con el chasis.

Desde el año 2006 ContiTech emplea poliamidas de alto rendimiento para producir componentes más ligeros como los soportes del motor o la viga de la transmisión para el eje trasero de algunos modelos. Como usuarios tendremos que acostumbrarnos a exigir coches ligeros porque un vehículo eléctrico cuanto menos pese más autonomía tendrá, y la autonomía de un coche eléctrico será fundamental para su desarrollo.

Existen muchos retos para el sector del automóvil y uno de los más importantes, aunque no sea un gran generador de titulares, es el peso. Reducir un 30% el peso de un coche eléctrico implica prácticamente aumentar entre un 15% y un 20% su autonomía.Estructura de TKII No siempre se necesita más batería sino más eficiencia.